Pasar al contenido principal
EFE

Jugadores del Lokomotiv se autoaislan por aumento de casos Covid-19 en la liga

Los jugadores y el equipo técnico del Lokomotiv Moscú se han autoaislado en la base de entrenamiento del club en Bakovka, en las afueras de Moscú, debido al aumento de casos de coronavirus en la liga rusa. 

"Los jugadores y el equipo de entrenadores se trasladaron a la base del club en Bakova, donde mantendrán un régimen de autoaislamiento", informó el Lokomotiv en su página web. 

El equipo tomó esta decisión "en relación con la incidencia cada vez mayor de contagios por coronavirus en la liga rusa", indicó. 

"Estamos luchando por los primeros puestos y entrando la liga de Campeones", dijo el segundo capitán del Lokomotiv, el ruso-brasileño Marinato Guilherme. 

En estos momentos, el Zenit tiene el título en el bolsillo, ya que aventaja en nueve puntos al segundo clasificado, el Lokomotiv, a falta de siete jornadas para el final del campeonato. 

"Dada la situación con el coronavirus no podemos permitirnos correr riesgos", añadió Guilherme, y explicó que por ello "de momento decidimos autoaislarnos en Bakovka". 

El propio Lokomotiv tuvo recientemente en su plantilla cinco positivos por coronavirus, entre ellos el peruano Jefferson Farfán y el pulmón del equipo, Bárinov. 

También otros clubes han registrado contagios, como el Ural con el delantero Pável Pogrebniak, el Dinamo Moscú o el Rostov, que tuvo a seis jugadores infectados y se vio obligado a imponer una cuarentena para el conjunto del primer equipo. 

El Rostov tuvo que recurrir al equipo juvenil para disputar el pasado viernes la vigésima tercera jornada de la liga contra el Sochi, club que se negó a posponer el partido y que ganó 10-1. 

El argumento de las autoridades futbolísticas de Rusia para proseguir con el partido era que ambos clubes tenían que estar de acuerdo en un aplazamiento. 

El hecho de que se pusiera en riesgo a unos jugadores de entre 16 y 19 años que no habían entrenado en los tres meses que estuvo suspendida la liga rusa frente al Sochi que sí dispuso de algunas semanas para prepararse, y la poca solidaridad mostrada por el club sureño desató un escándalo y daño la imagen del fútbol ruso. 

Finalmente la Unión de Fútbol de Rusia (UFR) decidió dar un paso adelante ante el aumento de la incidencia de la COVID-19 en clubes rusos y el pasado día 21 aplazar al día 19 de julio el partido de la liga entre el Krasnodar y el Dinamo Moscú debido a tres casos de coronavirus en el club moscovita. 

La UFR solicitó después que a partir de ahora en caso de positivo en un equipo, sea aislado sólo el afectado o también aquellos que contactaran estrechamente con él durante más de 15 minutos. 

La Federación confía en recibir una respuesta positiva antes de la vigésima cuarta jornada de liga que se disputará del 26 al 28 de junio.

En Portada