Pasar al contenido principal
Redacción Central

Evo ya hace política en Argentina y convoca a sus principales operadores

El expresidente Evo Morales no esperó un día para hacer publicaciones políticas desde Argentina, luego de obtener el refugio político en ese país, y activar su aparato político convocando a los principales dirigentes de su partido a visitarlo en la vecina nación, desde donde comandará la campaña del Movimiento Al Socialismo (MAS) para las próximas elecciones. El exmandatario alista su base de operaciones en Orán, a 20 minutos de la frontera con Bermejo.

Morales realizó ayer cinco tuits atacando al Gobierno transitorio de Jeanine Áñez, a pesar de que la Cancillería de Argentina le pidió no hacer declaraciones políticas.

“El Gobierno de facto de Áñez, Camacho y Mesa pretende volver al pasado. Hablan de privatizar y entregar nuestras empresas estratégicas a las transnacionales. Están preparando el retorno del FMI. El pueblo boliviano junto al proceso de cambio luchó por recuperar nuestros RRNN”, señala una de sus publicaciones.

En otras publicaciones, el exmandatario hace referencia a las FFAA, a desembolsos del Banco Central de Bolivia y a la selección de vocales electorales.

El canciller argentino, Felipe Solá, reiteró que la ley argentina no prohíbe al refugiado hacer declaraciones políticas, como las que hizo ayer Morales a través de Twitter, reportó la agencia EFE. Pero sostuvo que el presidente Alberto Fernández acordó con Morales que no hiciera declaraciones políticas.

“Nos referimos a declaraciones públicas. Desde el punto de vista personal, cada uno puede hacer política, ver a quien quiera”, puntualizó el nuevo Canciller argentino.

Solá comentó que los cinco exfuncionarios bolivianos, incluyendo a Morales, optaron por dejar México y viajar a Argentina porque todos tienen familiares y amigos en el país suramericano.

Entre los refugiados, están Morales, el exvicepresidente Álvaro García Linera, la exministra Gabriela Montaño, el excanciller Diego Pary y el exdelegado ante la OEA José Gonzales.

Según medios argentinos, Morales se trasladará las próximas horas a la localidad de San Ramón de la Nueva Orán, en Salta, ubicada a 20 minutos de Bemejo y a cuatro horas de Tarija, donde montará su “búnker” de operaciones para retornar a Bolivia. Desde esta localidad argentina, dirigirá la estrategia política del MAS, luego de que fuera nombrado como jefe de campaña de su partido.

Ayer, un grupo de dirigentes cercanos a Morales, como el vicepresidente de las Seis Federaciones del Trópico de Cochabamba, Andrónico Rodríguez; la expresidenta del Senado, Adriana Salvatierra, y la diputada Sonia Britto partieron a Argentina para reunirse con el expresidente.

La politóloga Patricia Velasco sostuvo que hay normas que determinan qué pueden y no deben hacer los refugiados políticos, como el Tratado sobre Asilo y Refugio Político de Montevideo de 1939, que dice: “El Estado tiene el deber de impedir que los refugiados realicen en su territorio actos que pongan en peligro la paz pública del Estado del que proceden”.

 

Todo refugiado tiene, respecto del país donde se encuentra, (…) la obligación de acatar sus leyes y reglamentos.

 

EVO NO SE DESPIDIÓ DE QUIENES LE “SALVARON LA VIDA”

Evo Morales se fue de México sin despedirse de los que el 12 de noviembre lo acogieron con los honores y el protocolo de un presidente.

El canciller de México, Marcelo Ebrard, que acarició la cara de Morales a su llegada de Bolivia, relató que el exmandatario no le comunicó que se marchaba definitivamente. “¿Seguramente se habría despedido, no? Y eso no lo ha hecho”, aseguró el diplomático en una entrevista con el periodista Ciro Gómez Leyva.

“Yo creo que si se hubiera ido de manera permanente seguramente se habría despedido, no sólo del Gobierno, sino del pueblo mexicano”, dijo Ebrard el pasado viernes en la entrevista.

En Portada