Pasar al contenido principal
Redacción Central

3 poderes ratifican el 18-O con aval de ONU y UE, pero bloqueos continúan

Los poderes Legislativo, Ejecutivo y Electoral blindaron la fecha de las elecciones del 18 de octubre, luego de un inédito consenso que se logró tras la mediación de la Unión Europea (UE), Naciones Unidas (ONU) y la Iglesia católica, pero no lograron desactivar las protestas de varios sectores del Movimiento Al Socialismo (MAS), que decidieron mantener los bloqueos que comenzaron el 3 de agosto.

La jornada de ayer fue caótica y llena de incertidumbre. En la mañana, la Cámara de Diputados aprobó la a Ley Modificatoria 1297 de Postergación de las Elecciones Generales 2020 establece “el plazo máximo, impostergable e inmodificable” para la realización de los comicios, que será hasta el próximo domingo 18 de octubre.

El diputado David Ramos (MAS) auguró que esa ley podría bajar la tensión y pidió que el Tribunal Supremo Electoral (TSE) dialogue con los sectores movilizados para lograr la paz.

En la tarde, la presidenta Jeanine Áñez, promulgó la ley y aseveró que ya no hay argumentos para bloquear el país.

“Estamos construyendo la segunda pacificación con amor al prójimo y convencidos de que es posible una Bolivia democrática (…) por todo ello promulgo esta ley que confirma el 18 de octubre de 2020, como la fecha de las elecciones generales en Bolivia”, expresó Áñez.

La Conferencia Episcopal Boliviana (CEB), la ONU y la UE expresaron, mediante un comunicado conjunto, su beneplácito por la aprobación de la ley que establece que las elecciones deben realizarse como plazo máximo hasta el 18 de octubre.

Las organizaciones reiteraron su pleno respaldo al TSE por las gestiones realizadas y resaltaron la buena disposición de los Órganos Legislativo y Ejecutivo, así como de otros actores políticos y sociales que permitieron lograr este resultado que contribuye a la pacificación del país.

Por ello, la Iglesia, la UE y la ONU creen que están dadas las condiciones para que todos los sectores retomen el camino de la convivencia pacífica, respetuosa y exenta de violencia.

Sin embargo, la Central Obrera Boliviana (COB) y el Pacto de Unidad se alejaron del acuerdo y calificaron de “traición” la aprobación de la ley de elecciones.

“La COB y el Pacto de Unidad somos leales al pueblo, quienes traicionaron al pueblo son los que negociaron a espaldas de los trabajadores sin tomar en cuenta el cabildo y los pedidos de las bases, fueron el Órgano Ejecutivo, el Órgano Electoral y él Órgano Legislativo los que dieron la espalda al pueblo boliviano. Bajaremos a las bases y será el pueblo que decida qué acciones llevar adelante”, expresó el dirigente de la COB, Juan Carlos Huarachi.

Segundina Orellana, dirigenta de la Confederación de Mujeres Campesinas “Bartolina Sisa”, arremetió contra los “traidores” que aprobaron la ley y culpó a la “clase media” que está en el MAS.

“Los señores de clase media quienes conducían el proceso de cambio, quienes conducían al MAS, no nos han dejado conducir ni el proceso ni al MAS. Esos señores siempre están hablando a nombre de nosotros, a las costillas de nosotros”, dijo.

La COB y el Pacto de Unidad pidieron que los comicios sean el 11 de octubre, pero el TSE, en la noche ratificó el 18 para los comicios.

“Hoy, Bolivia tiene certeza. El TSE ha aprobado por unanimidad la Resolución 205 que confirma y establece el domingo 18 de octubre de 2020 como fecha definitiva, inamovible e impostergable de la jornada electoral”, informó el presidente del TSE, Salvador Romero.

El jefe del TSE exhortó a que la fecha ya fijada sirva para alcanzar la paz y la unidad de los bolivianos.

Sin embargo, los puntos de bloqueo se mantienen y la confederación de campesinos de La Paz ratificó los bloqueos. En Cochabamba, los movimientos sociales se pronunciarán hoy, pero los puntos de bloque continúan.

Ante la disyuntiva, Jorge Schreiber, encargado de Negocios de la UE, aseveró que este organismo sigue dispuesta a reunirse con los actores relevantes como es la COB y ratificaron el compromiso de acompañar este proceso.

En tanto, el secretario general de la CEB, Aurelio Pesoa, expresó que la Ley Electoral debe conducir a los bolivianos a la pacificación y a superar la situación de beligerancia.

“La comisión interinstitucional para pacificar el país, conformada por nueve personas, continuará trabajando. Tenemos la confianza de que esta ley va a ayudar, pero dependerá también de la voluntad de los actores políticos y sociales”, remarcó.

En Portada