Pasar al contenido principal
Redacción Central

Comerciantes del Puente Vela rompen la cuarentena

Al ingresar a la segunda semana de cuarentena, dispuesta por el Gobierno, comerciantes y vecinos del sector Puente Vela del Distrito 8 de El Ato, instalan su tradicional feria de lunes sin tomar en cuenta las medidas de bioseguridad exigidas por las autoridades locales, como ser el uso de guantes, barbijo y alcohol en gel, para evitar la propagación del COVID-19.

Como todos los lunes los feriantes colmaron el lugar en medio de vecinos que fueron al lugar de manera masiva y donde no solo había a la venta artículos de la canasta familiar, sino también vehículos, animales, ropa usada y un sinfín de artículos.

También se vio que los vecinos incumplen las medidas de bioseguridad, las restricciones impuestas, como el circular por las calles con la cédula de identidad y el número que le corresponde, además muchos caminaban en la zona sin usar barbijos, menos el cuidado de mantener un metro de distancia entre los vendedores y comprados.

REACCIÓN

Hasta este lugar llegaron los gendarmes de la Guardia Municipal de El Alto, además de un reducido número de policías para intentar persuadir a los comerciantes a quienes les pidieron retornar a sus casas y al final la labor policial se redujo a controlar que no se eleve el precio de los productos, sobre todo de los alimentos.

“Estamos controlando los precios y recomendado a la población que usen barbijo, guantes, pero como puede ver hay mucha gente que no hace caso y siguen saliendo de sus casas”, dijo uno de los guardias municipales.

Por su parte los comerciantes, indicaron que por el lugar no hay farmacias para comprar barbijos y a eso se debe la desprotección y se quedaron en sus puestos de venta hasta 14:00 horas.

“No hay de dónde comprar el barbijo, además hasta las dos no más nos vamos a quedar y después nos vamos a ir a la casa Regional de El Alto, coronel Tito Lucero, informó que enterado de esta situación, se desplazó efectivos policiales hasta el lugar para hacer cumplir las restricciones, pero ante la masiva presencia de vecinos y para evitar de un conflicto innecesarios, la labor policial se redujo a brindar información a la población sobre la necesidad de “quedarse en casa” para evitar la propagación del virus.

“Lo más que podemos hacer es evitar escenarios de enfrentamientos con los comerciantes, así que los efectivos se dedicaron a informar a los comerciantes sobre las medidas de bioseguridad, el uso de barbijo, guantes y cofia, además de exhortarlos a quedarse en sus casas. La feria debe terminar a las doce por lo tanto a partir de esa hora se actuará con más drasticidad, como se hizo en la Feria 16 de Julio el domingo”, dijo.

En Portada

  • La situación de Beni “realmente es grave”
    Según el secretario de salud de la Gobernación cruceña, Óscar Urenda, que ahora trabaja en la ciudad de Trinidad para contener el ataque de coronavirus, la situación “realmente es grave” en Beni. Urenda hizo esas declaraciones luego de palpar las consecuencias que va dejando el COVID-19 que...
  • Coronavirus empieza a tomar cuerpo en El Alto
    La pandemia del coronavirus comienza a tomar cuerpo en la ciudad de El Alto, ya que las autoridades de la Alcaldía alteña reportaron que la cifra de infectados sufrió a 156 la noche del lunes. Las estadísticas muestran que el comportamiento del virus está en ascenso porque la cantidad de...
  • COVID-19 infecta al comandante de la policía de Santa Cruz
    El comandante departamental de la Policía de Santa Cruz, coronel Enrique Terán, resultó positivo a COVID-19, por lo que fue puesto en aislamiento, informaron diferentes medios de comunicación de la capital cruceña. En sustitución de Terán, asumiría el coronel Rolando Gómez, que está a cargo de la...
  • Eva Copa afirma que no le tiene miedo a Murillo
    “No le tengo miedo al ministro Murillo”, así de claro fue la presidenta del senado Eva Copa al anunciar que recurrirá a organismo internacionales para poner un alto a las amenazas de Arturo Murillo quien anunció con llevar a la cárcel a los parlamentarios del MAS. Atrás quedó el abrazo y el guiño...